23 noviembre 2018

Los ramanes lo hacen todo por triplicado


Hace unos meses ya apareció en los medios de comunicación que había sido detectado un objeto celeste, posiblemente un asteroide o un cometa, extremadamente alargado, que provenía de fuera de nuestro sistema solar y que nos había “visitado”.

Hasta aquí nada especial. El objeto fue denominado “Oumuamua”, un nombre hawaiano, ya que había sido descubierto por un telescopio sito en dicho archipiélago. Pero los científicos en seguida se dieron cuenta de que había algo extraño en el objeto. A parte de sus extrañas proporciones (diez veces más largo que ancho) y que no parecía desprender materia al acercarse al sol, parecía estar acelerando.

Todos recordaréis la escena de Independence Day cuando uno de los técnicos que monitorizan la aparición de una nave extraterrestre dice: “Está decelerando”. Pues aquí pasaba lo contrario.

Los científicos especularon que tal vez había perdido masa al acercarse al Sol y que por eso se había acelerado, pero la verdad es que no se había detectado en absoluto dicha pérdida de masa. Tampoco es nada raro. La precisión de las imágenes dejaba bastante que desear y todo eran meras hipótesis.

En seguida saltó a los medios que podía tratarse de una nave extraterrestre que nos había visitado, o los restos de una y que tal vez la aceleración fuese debida al uso de una vela solar. Lo cierto es que tras escuchar el espectro de radio entorno al objeto, no se detectó ninguna emisión inusual, lo cual tampoco implica nada definitivo.

¿Nos ha visitado una nave extraterrestre al estilo de la de Cita con Rama, de Arthur C. Clarke? Yo personalmente lo dudo, aunque de todo con lo que nos hemos topado desde que escudriñamos los cielos, este fenómeno tal vez sea lo más prometedor que hemos encontrado que se parezca a una nave alienígena.

No sé si el tiempo lo dirá o simplemente el objeto desaparecerá poco a poco dejándonos con la duda. Ahora, por algún motivo que desconozco, ha vuelto a aparecer la noticia en los medios.

Y si hacemos caso de la novela de Clarke, recordemos que: “los ramanes lo hacen todo por triplicado”. Tal vez dentro de poco tiempo detectemos otro Oumuamua en los cielos y eso sí que sería mucho más sospechoso.


1 Comments:

At 11:39 a. m., Blogger catalufo said...

Yo creo el dicho asteroide va pilotado por vida inteligente; ha optado por la única acción razonable visto el panorama: escapar acelerando!

 

Publicar un comentario

<< Home