21 agosto 2009

Correlaciones: Axolotl

La obra capital de Frank Herbert, Dune y sus secuelas contienen una gran variedad de términos exóticos. Uno de los que siempre me llamó profundamente la atención fue "axolotl", refiriéndose a unos "tanques" en los que los tleilaxu producen todo tipo de substancias. La naturaleza de los "tanques" se revela posteriormente, aunque ése es otro tema.

Axolotl és un término azteca, concretamente una palabra de la lengua nahuatl que designa a un cierto animalito acuático la mar de curioso que, en castellano se ha traducido como ajolote.

Los ajolotes pueden regenerar sus extremidades y hace poco se ha descubierto que incluso pueden regenerar partes de su cerebro, presentando una de las capacidades regenerativas más sorprendentes del reino animal.

Actualmente se está estudiando qué moléculas intervienen en estos procesos para ver si se puede conseguir algo parecido en humanos, cosa que resultaría enormemente útil.

Los ajolotes son unos anfibios urodelos de unos 20 centímetros de largo, con cuatro extremidades y una cola comprimida lateralmente denominados "monstruos acuáticos", ya que presentan un singular aspecto.

Los aztecas de los comían porque creían que tenían propiedades medicinales y los tenían por la reencarnación del dios del rayo fulminante Xólotl.

Cualquiera que se haya leído la serie de Dune encontrará ciertas similitudes entre algunas de estas cosas y los ajolotes. ¿Conocía Herbert los ajolotes? Es más que probable que sí. Posiblemente por influencia del relato de Julio de Cortázar "Axolotl", en donde fueron inmortalizados.

1 Comments:

At 1:06 p. m., Blogger ErManitu said...

Impresionante relato de Cortázar, como casi todos los suyos.

 

Publicar un comentario

<< Home