12 septiembre 2006

El fandom: cómo cocinarlo

Este va a ser un post algo diferente. Con él descongelo el blog y vuelvo a la actualidad, por decirlo de alguna manera. Generalmente soy diplomático y me gusta decir las cosas de forma suave. Pero reconozco que esta vez me ha sido del todo imposible.

Siempre hay movidas en el fandom. De hecho, cuando no las hay, alguien se las inventa. Es como un colectivo de niños revoltosos que tienen que estar todo el santo día dándole a la húmeda como verduleras y destilando todo tipo de humores. Casi se les podría dar el premio Nobel de química a alguno de ellos.

Las últimas que ha habido -no hace falta dar nombres, pues si alguien quiere publicidad, que se la pague- me han hecho reflexionar profundamente acerca del estado actual de una buena parte del fandom.

Desde luego, no de ese fandom que trabaja y deja trabajar a los demás que es, siento decirlo, bastante minoritario, sino de aquel que lo único que hace es tocar las narices a diestro y siniestro.

Lo curioso del caso es que este fandom está compuesto también por escritores y editores. ¿Dónde se ha visto que los escritores departan con sus lectores al grito de quién me ha robao los melones? ¿Dónde se ha visto que algunos editores se vean a sí mismos como una especie de dioses intocables que nos están haciendo el enorme favor de sacrificarse por nosotros, ajenos a todo interés pecuniario?

Hay últimamente algunas declaraciones de autores españoles sobre las críticas que reciben que son cojonudas. ¿Pero qué se han creído esos egos sobrealimentados? Vamos a ver, nosotros -es decir, los lectores, tus lectores- nos gastamos los dineros en tus libros, los leemos y sacamos de ellos una valoración. Puede ser positiva o negativa o dejarnos indiferentes, pero en cualquier caso, como vivimos en un país (teóricamente) libre, podemos decir lo que nos venga en gana.

Ahora bien, si no queréiss que se os critique, por favor, dirigíos a vuestros editores y pedidles que pongan en la portada una banda fluorescente bien visible que ponga:

"Prohibido criticar al autor de este libro. Si no es usted una eminencia literaria dispuesta a dejar al autor por las nubes, aparte sus sucias manos de este ejemplar".

A ver por dónde os dice el editor que os metáis la banda fluorescente. Eso sí, si le convencéis, al menos sabremos a qué atenernos y que determinados manjares no están hechos para la boca del asno.

Todo ese sulfuro que parecéis destilar muchos, no sirve para que os leamos más, de veras, sino justo para todo lo contrario. Mucha gente que os admiraba, al darse cuenta de cómo sois en la vida real, de cómo reaccionáis desaforadamente ante minucias sin importancia, os acaba cogiendo ojeriza y deja de leeros. ¿Craso error? No sé, pero en mi lista de próximas lecturas habéis desaparecido muchos de vosotros. Lo digo: tal vez sea un error, pero de la misma manera que no me leería ahora mismo las memorias de Tonny Blair después de todo lo que ha hecho por la Humanidad, tampoco tengo ganas de leer a autores que se tienen tan bien pagados de sí mismos. Me temo que no soy digno de vosotros.

También podemos ver sublimes puñaladas traperas. Hace poco, Julián Díez ha anunciado que cierra su blog por cuestiones de desavenencia personal con Rodolfo Martínez. Resumiendo: el primero metió el dedo en la llaga y el segundo le respondió con un tomahawk. No está mal, así me gusta, dando ejemplo. Y es que últimamente hemos visto a personajes como Rodolfo Martínez ligeramente endiosados y carentes de cualquier capacidad autocrítica. Pero es igual, que ellos sí que valen.

Podría seguir, pero es igual. Este fandom está podrido. A mí, no me interesa nada de nada. Ya tuve suficiente durante mi etapa en Cyberdark de escritores divinos, editores intocables y de vacas sagradas del fandom que no se han enterado que a los cincuenta ya no valen las mismas gamberradas que a los veinte. Cosas de la edad.

También estoy harto de aquellos que se ponen a discutir un post y no se molestan en leerse las contribuciones de los demás. No digo ya a ponerse en su piel, sino simplemente a escucharlos.

Para vosotros, oh fandom que habitáis en las profundidades de la noche, va este post. Para mí, dejáis de existir. Lo dicho anteriormente: quien quiera publicidad, que se la pague. Si alguno ha venido aquí a hablar de su libro, lo lleva claro. No todo vale para hacerse autobombo y si queréis jarana, apuntaros a los Latin Kings, que seguro que os reciben con los brazos abiertos. Aunque ahora que se han moderado igual no os ven con demasiados buenos ojos.

En definitiva, para todos aquellos que os escondéis tras nicks anónimos para expeler bilis y pegar puñaladas, que abrís un blog para escupir sobre los demás que, en última instancia dais más pena que otra cosa, para todos aquellos que preferís destruir antes que construir, la puerta es bien ancha.

Yo, a la mía. Seguiré hablando de libros de ciencia ficción y de fantasía, de relatos, procuraré seguir con la columna de "Correlaciones" e intentaré con la ayuda de algunos amigos desarrollar el canon de ciencia ficción de literatura breve, porque es algo que me apetece y que encuentro interesante. Desde mis capacidades, que son las que son. A fin de cuentas, nadie de los aquí presentes tiene un doctorado en ciencia ficción. ¿O sí?

Pero a vosotros, ejércitos de la noche, ni agua y, como mucho, alguna sonrisa condescendiente que es lo máximo que os merecéis. Que os aproveche. A la cuestión que plantea el título: el fandom, ¿cómo cocinarlo?, ya os cuento: en su propia bilis.

18 Comments:

At 10:46 a. m., Blogger Juanmi said...

Dime una cosa: ¿A qué crítica he respondido yo con esas palabras que citas? No hace falta que busques, te lo voy a decir yo: a ninguna, porque esas palabras están sacadas de contexto.
Jamás he respondido airadamente a ninguna crítica. Jamás. Te desafío a que encuentres una sola respuesta mía a una crítica en toda la red o en todas las revistas publicadas. Una sola.
Tú mismo estás esparciendo la mierda de la que hablas, y ni siquiera te tomas la molestia de comprobar la veracidad de lo que dices.

 
At 10:52 a. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

¡Caramba, qué rapidez! Ya me han dicho que las palabras -que todos hemos podido leer hace tiempo, por cierto- las han borrado de los comentarios en que estaban. Pero lo dicho, dicho está.

Si estaban sacadas de contexto, qué quieres que te diga, a mí no me lo pareció. Claro que son valoraciones.

Ahora, si te sientes molesto, puedo eliminar el párrafo en cuestión por algo más críptico -si te parece- e irónico y así tampoco quedarán "referencias en todo internet" de lo dicho. Muy estalinista, vaya.

 
At 10:55 a. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

¡Hala! Solucionado. Marchando una de 1984...

 
At 11:12 a. m., Blogger Juanmi said...

"Si estaban sacadas de contexto, qué quieres que te diga, a mí no me lo pareció. Claro que son valoraciones"

Demuestra que tienes razón y encuentra un sólo comentario mio, en toda la red, en la que yo responda mal a un crítico que ha hablado mal de una novela mía.

Todo esto viene como respuesta a una discusión política que tuvimos en el desaparecido blog de Julián. Es así como respondes a eso.

 
At 11:21 a. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Mira, no voy a entrar en más polémicas. Si te has leído el post entero -que parece que no- te darás cuenta que precisamente de polémicas estériles como éstas es de las que estoy harto. Si realmente es cierto lo que dices, como siempre, no tengo el menor inconveniente en pedir excusas. La cuestión es que recuerdo reacciones tuyas en la misma línea. Ah sí, es verdad, no están en línea. Es una pena que los foros de Cyberdark, por ejemplo, estén borrados. También es "fantástico" que el blog de Julián esté borrado y así sucesivamente.

Que no, que no. Que a mí me es igual lo que digas o dejes de decir, pero no reescribamos la historia, que no cuela.

Y si tú eres de los escritores que soporta las críticas, pues me quito el sombrero y no van por ti las críticas. No pienso hacer más comentarios al respecto, creo que la postura de todos ha quedado bien clara.

 
At 11:36 a. m., Blogger Juanmi said...

La postura ha quedado bien clara, pero sigues soltando mierda sobre mí, diciendo que en los foros de Cyberdark también dije esto o aquello. Yo en los foros de Cuberdark apenas intervine un par de veces, me pilló tarde la movida. O sea que sigues mintiendo.
Si me caliento en una discusión (que lo hago, porque tengo muy mala hostia), lo hago como persona con una opinión particular, eso no tiene nada que ver con mis libros. Que alguien me ataque como autor por eso, o que diga que no acepto la crítica es una manipulación.
Pero, bueno, tal y como está el patio últimamente, aun te tengo que agradecer que, al menos, lo hagas con tu nombre y no te escondas.

 
At 11:50 a. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

No suelto ninguna mierda. Recuerdo muy bien algunas reacciones mientras estaba por allí. De todas maneras, ya te he dicho que si las declaraciones de marras estaban sacadas de contexto, vamos a dejarlo porque tampoco podemos contrastar nada, pues está borrado.

Lo de que tienes mala hostia ya lo he podido comprobar personalmente hace poco en cierta discusión en el blog de Julián en la que ambos intervinimos. Pero no eres el único que la tiene.

Y en cuanto a lo de usar el nombre real, hombre pues claro. Si algo me ha asqueado últimamente ha sido el puñetero blog del friki bocazas. Eso sí que es escupir mierda y no citar unas declaraciones que, ya te admito, puede que se hayan malinterpretado.

 
At 11:54 a. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Mira, como ya te he dicho que estoy harto de follones, elimino el párrafo de marras y santas pascuas. Así todos contentos. Total, para lo que va a servir...

 
At 12:09 p. m., Blogger manuel__ said...

Quiero dar mi apoyo a Enric.

Estoy decepcionado con algunas actitudes, pero no quiero seguir discutiendo. Nunca acabaríamos. La memoria no es un registro objetivo y fotográfico: cada uno tiene un recuerdo diferente de lo que ha pasado estos últimos días. Las páginas que mencionáis han desaparecido porque se han dado de baja y además se han modificado los comentarios de un blog que aún está activo (¡!) así que ni siquiera tenemos una base común para discutir.

He conocido los aspectos más negativos del fandom y a mi todo esto no me vale la pena. Conclusiones:

1. Dejaré de seguir la actualidad del fandom.

(De lo que menos se habla es de literatura)

2. Dejaré de participar en listas y discusiones.

(El método de discusión que sirve para avanzar incluye el escuchar de forma ecuánime la opinión que difieren de la propia. Algunos no actúan con el fin de intercambiar ideas... como buenos histriónicos son conscientes de un público al que no pueden defraudar y actúan buscando el lucimiento personal y el insulto como en una pelea de gallos. Hay quién se comporta como si el hecho de ser alguien en el mundillo les permitiera ningunear y despreciar a los demás aunque la discusión sea sobre un tema ajeno al "mundillo". Y esta no es una impresión basada en un solo hecho)

3. Seré más justo. Solo compraré y leeré libros basándome en criterios de calidad y de la gratificación que obtenga de esas lecturas.

(Como todos los aficionados, tengo un porcentaje muy alto de compras y lecturas al año que no responden a criterios literarios, las hago por simpatía con la ciencia ficción española, para colaborar con los editores y escritores, para estar al día en "el mundillo", por inercia, porque le tenemos un especial cariño a este género.

He tenido una "discriminación positiva" hacia los escritores que pertenecían al fandom, pero desde hoy aplicaré los mismos criterios a todos los escritores (patrios o no-patrios, de género o no). Seguiré consumiendo productos del fandom pero sólo si me parecen buenas lecturas).

 
At 12:55 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Yo recuerdo muy bien las declaraciones a las que hacía referencia. Pero como han tenido la gentileza de borrarlas, habrá que callarse. Aunque con según que gente, mejor grabar todo lo que publican no vaya a ser que cuando convenga, desaparezca.

 
At 1:14 p. m., Blogger JuanKa70 said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 1:16 p. m., Blogger JuanKa70 said...

Juanmi:
Es verdad que no has respondido airadamente a ninguna crítica, porque com tu bien decías en tus declaraciones algunas veces tenías ganas de aplastarlos a los mierdecillas, que no tienen media hostia, que no tienen ni puta idea de criticar, etc, etc... pero que no lo hacías para no darles la satisfacción (¿te acuerdas?). Es decir que no hace falta que busquemos reacciones airadas tuyas porque reconoces que tu mismo te censuras a priori, antes de responder (Eso cuando no te censuras a posteriori, pidiéndole a rodolfo que borre tus comentarios de su blog).

 
At 1:26 p. m., Blogger JuanKa70 said...

Lo que algunos escritores no habéis aprendido es que la oferta de libros es tan amplia (hay tan buenos y entretenidos libros) que como lectores no necesitamos al fandom para nada. En cambio, algunos escritores sin el fandom (este mundillo aparte y con sus propias reglas) no sois nada. Nada de nada.

Y eso se tiene que tener en cuenta al hablar de los aficionados.

 
At 1:55 p. m., Blogger Juanmi said...

Yo tampoco necesito el fandom para nada. Mira, estoy publicando en Francia, y en una editorial no especializada en fantástico. No voy a las hispacones porque me coincide con el festival de Nantes, al que suelen invitarme todos los años. Sólo intervengo en los foros de mis amigos, Julián, Rafa, Rudy y César. Y allí dejo mis opiniones con la total tranquilidad que no me importa si tú compras o no mi novela. No intento hacerme el simpático ni vender mis libros, sólo opinar como cualquier otro en el foro de un amigo. Mi negocio no está aquí. Vendo directamente a Francia y Minotauro compra mis novelas a un agente francés.
Pero no olvido mis orígenes, como aficionado, y siempre he estado abierto a colaborar desinteresadamente con cualquier fanzine, por pequeño que sea.
Creo, además, que si alguno compra un libro por pensar que el autor pertenece al fandom se está equivocando completamente.

Por otro lado tu versión de mis palabras en el blog de Rudy es bastante exacta. Sí, dije eso, y si ofendí a alguien le pido perdón desde aquí. Y sí, le pedí a Rudy que impidiese enlaces de los blogs trolls que están pululando a ese comentario y si esto no era posible que lo borrase.
Simplemente no quería contribuir a toda esta basura que se está montando y alimentar la carnaza.

 
At 2:06 p. m., Blogger JuanKa70 said...

Sí, ofendiste a mucha gente.
Pero yo te acepto las disculpas.

 
At 2:19 p. m., Blogger Juanmi said...

Gracias. Sobre todo porque me expresé muy mal si di a entender que me refería a mucha gente. Casi todas las críticas que he recibido dentro del fandom son positivas, así que estaría echándome piedras en mi propio tejado si dijese que los que opinaban así eran unos memos.

 
At 5:04 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Resumiendo: supongo que queda claro que mi actitud hacia una buena parte del fandom (que no todo, por supuesto) se debe básicamente a esta jarana continua y a esta tendencia de escupir bilis los unos de los otros.

Pero lo peor, lo que más me duele, es que se contagia. Quieras, no quieras, acabas en trifulcas que en el fondo te importan un comino. Acabas etiquetado de uno u otro bando, e incluso en "listas negras".

Nada de eso me importa especialmente, pero creo que es síntoma de que algo está podrido y necesita una renovación urgente si quiere sobrevivir a largo plazo.

Creo que urgen dos medidas:

1) Que la gente deje de pelearse y se dedique a sus cosas (leer, escribir, hacer reseñas, maquetar, etc)

2) Que haya una cierta voluntad colectiva constructivista. No sé si nos tenemos que hacer todos de al AEFCT, si hay que crear otra cosa, o refundarla o si no es necesario entrar en asociaciones.

Lo que sí que tengo claro es que mientras el fandom no se libre de tanta vaca sagrada y de tanta mala leche, sólo será una lacra para la ciencia ficción y la fantasía en este país.

 
At 5:14 p. m., Blogger SiskoCDK said...

Por lo que he podido entender de lo leído hasta el momento, el señor Aguilera realizó algunas declaraciones en la página de Rudy, que "airadas" o no, por lo que parece ser, ofendieron a bastantes personas. A raíz de esto, Aguilera afirma: "le pedí a Rudy que impidiese enlaces de los blogs trolls que están pululando a ese comentario y si esto no era posible que lo borrase". Posteriormente pide perdón por las posibles ofensas causadas.

Ante la reproducción de dichas palabras (sacadas de contexto, según la opinión de Aguilera) en el blog de Yarhel, el propio Aguilera abre la lista de comentarios afirmando:

...Jamás he respondido airadamente a ninguna crítica. Jamás. Te desafío a que encuentres una sola respuesta mía a una crítica en toda la red o en todas las revistas publicadas. Una sola.
Tú mismo estás esparciendo la mierda de la que hablas, y ni siquiera te tomas la molestia de comprobar la veracidad de lo que dices.


lo cual me parece de un cinismo increible por parte de Aguilera. En todo caso, si tanto se averguenza de sus opiniones como para pedir que las borren de su fuente original, al menos tendría que tener la decencia de haber hecho lo mismo con Enric: una petición educada, si se quiere en privado, en vez de lanzar bilis a diestro y siniestro.

Fco. Javier Esteban Barbero

 

Publicar un comentario

<< Home