04 febrero 2008

Inventores

Hace un par de días, leía en una entrevista que le hacían a un señor en el diario La Vanguardia la frase “mi amigo Gene Wolfe, que inventó la máquina de hacer las Pringles”. La verdad es que me llamó la atención porque Gene Wolfe es el nombre de un conocido autor de fantasía y de ciencia ficción, pero no le di más importancia y pensé que era una de esas tantas coincidencias de nombres que se dan en la vida.

Pero hoy leo en un blog que el autor de ciencia ficción Gene Wolfe ”ayudó a desarrollar la máquina que cocina las patatas Pringles”. ¡Sorprendente!

Para mayor divertimento, en el mismo blog se afirma que Robert A. Heinlein, otro conocido escritor de ciencia ficción, sobre el que han llovido ríos de tinta preguntándose si era o no era facha, concibió… ¡la primera cama de agua!

Desde luego, no deja de llamar la atención la inventiva de algunos escritores. Sin ir más lejos, creo que fue Alberto Vázquez-Figueroa quien ideó un sistema bastante simple para lograr desalinizar el agua del mar.

Muchos escritores del fantástico llevaron una vida “oculta”, en el sentido de que era poco conocida por sus fans. La de inventores es una faceta, en cierto punto bastante lógica, dadas sus capacidades imaginativas.

Así, por ejemplo, es sabido Arthur C. Clarke inventó el concepto de órbita geoestacionaria, que ta útil ha sido para el posicionamiento de los llamados satélites geoestacionarios. A dicha órbita también se la llama órbita de Clarke.

O que Tolkien inventaba lenguas para su use y disfrute particular, que posteriormente fueron utilizadas en su obra, como en El Señor de los Anillos, El Hobbyt o El Silmarillion.

El propio Hugo Gernsback, padre de la ciencia ficción moderna, inventó un instrumento musical eléctrico controlado por teclado.

¿Alguien conoce más ejemplos de inventores dentro del mundo de la literatura fantástica?

1 Comments:

At 11:50 p. m., Blogger ErManitu said...

Bueno, no sé si es realmente un invento al uso, pero Vernor Vinge inventó el concepto de singularidad tecnológica. Lo que no sabemos es si se dará o no en el futuro.

 

Publicar un comentario

<< Home