02 septiembre 2008

Contra los asteroides, papel de aluminio

Supongo que ya sabéis que en el año 2029 se acaba el mundo. Pues sí, en dicho año, las órbitas del planeta Tierra y del asteroide 99942 Apophis (dios egipcio con bastante mala leche y uno de los malos de Star Gate) casi se cruzarán así que, nunca se sabe...

Bueno, pues los bravos terrícolas no nos vamos a quedar con los brazos cruzados esperando el Armagedón. Como al parecer eso de enviar naves cargadas con explosivos nucleares está muy visto y además contamina una barbaridad, alguien ha optado por una decisión más ecosostenible.

Una estudiante australiana de la Universidad de Queenslans, Mary D'Souza, ha propuesto envolver el asteroide con una vela solar, o sea, con un material altamente reflectante, para que la presión de radiación fotónica solar lo desvíe lo suficiente de su órbita, esperamos que en la dirección contraria a la de la Tierra.

Y es que un cacho asteroide de 270 metros de diámetro puede no parecer gran cosa, pero podría liarla bien gorda. Pensemos que pasará a una distancia inferior a la que orbitan algunos satélites geoestacionarios, sí, esos de la órbita de Clarke.

Precisamente este escritor, Arthur C. Clarke, tiene un precioso relato de ciencia ficción titulado "El viento del Sol" ("Sunjammer" o "The Wind from the Sun", 1964) contenido en la recopilación de relatos El viento del Sol. Relatos de la era espacial en la que se describe una competición de veleros solares basados en el mismo principio que propone nuestra avispada estudiante.

Quién sabe si en un futuro no muy lejano, la Fórmula Uno o las competiciones de vela no serán sustituidas por carreras de veleros solares. A fin de cuentas, el espectáculo requiere siempre un "aún más difícil todavía"...

En fin, tendría su gracia que Apophis fuese desviado con un velero solar. A fin de cuentas, el dios egipcio Apofis era una encarnación del dios Sol y los cielos rojizos y los eclipses eran obra suya.

3 Comments:

At 6:32 p. m., Blogger francissco said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

 
At 6:35 p. m., Blogger francissco said...

Me quedo con el nombre de Apophis, que puede dar muchiísimo juego para alguna peli protagonizada por algún émulo futuro del Bruce-Armagedón- Willis.

Por cierto, el futuro, o los que bautizan pedruscos, empiezan a copiar a la serie B, que cosas. Lo que sí que me cuesta comprender es que la presión inmaterial de la luz logre desviar una trayectoria, joer con la Física...

 
At 6:41 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Bueno, los fotones tienen una cierta cantidad de movimiento, pequeña pero que acumulativamente es importante si la superficie sobre la que inciden es suficientemente grande.

 

Publicar un comentario

<< Home