12 agosto 2008

No será tanto

Ya lo decía nuestro inefable HAL, la computadora a cargo de la Odissey en 2001. Una odisea en el espacio, de Arthur C. Clarke:

- (En el ajedrez, a la tripulación) les dejo ganar el 50% de las veces.

A lo que yo añadiría:

- Para que no se me depriman.

Y es que ya se sabe que en una nave espacial, con lo automatizado que está todo, los astronautas deben sentirse bastante inútiles. Que se lo pregunten si no a los astronautas de las lanzaderas espaciales norteamericanas.

Pero no quería hablar de esto. Ya sabéis que hace unos años, el computador Deep Blue le ganó una partida de ajedrez a un gran maestro. Ahora, la historia se repite, sólo que con un juego aparentemente más diabólico: el Go.

El 7 de agosto de 2008, el programa Mogo, ejecutándose en una supercomputadora, fue capaz de batir al jugador de Go profesional, Myungwan Kim en un tablero 19x19.

Parece que uno tras otro, los grandes juegos de estrategia, considerados mucho tiempo como coto exclusivo de la mente humana, van siendo conquistados por los ordenadores. Potencia de cálculo ultramasiva contra estrategia y memoria bastante limitada.

Mientras esto no ha sucedido, hemos tenido que escuchar largas retahílas de parrafadas autolaudatorias sobre la increíble capacidad del cerebro humano y sobre lo superior que es éste respecto de los "cerebros" electrónicos.

Sin despreciar en absoluto al cerebro homínido, tampoco hay para tanto. Como cualquier neurólogo competente nos diría, el cerebro humano ha ido evolucionando capa tras capa y a base de ensayo y error, lejos de ese aura de diseño sofisticado y ultracomplejo.

En fin, que no hay para tanto. El cerebro humano es capaz de hacer cosas que las máquinas no serán capaces de hacer durante muchas décadas, tal vez durante siglos, aunque yo no pondría la mano en el fuego sobre la posibilidad de que, algún día, no acaben superándonos en todo.

3 Comments:

At 8:44 p. m., Blogger fjsi said...

Parece ser que la cosa no es tan demoledora: el profesional jugaba con handicap (9 piedras, la máxima según los que saben de Go) y la partida acabó decidiéndose por los pelos, por no hablar del peazo hierro (800 procesadores a 4,7 Ghz) y que se trató de un única partida, en el resto Myungwan Kim le dio pal pelo a la máquina. Pero vamos, pasito a pasito...

 
At 9:54 p. m., Blogger Shimrod said...

Yo ya lo estoy viendo, una rebelión de las máquinas y ¡Un John Connor liderando la humanidad! XD

 
At 7:14 p. m., Blogger Guido said...

Bueno, al principio la computadora ganaba muy difícilmente en ajedrez. Ya no más. En 5 años seguro que ya no hace falta handicap

 

Publicar un comentario

<< Home