23 octubre 2006

Industria, luz y magia / Khristo Poshtakov

Érase una vez un caballero pobre, un mago a quien no le salían bien los hechizos y un dragón escuchimizado que ya no es capaz ni de lanzar fuego. Todos ellos habitantes de un pobre reino gobernado por un rey borracho y una hija con un carácter de mil demonios especializada en tasar a los pretendientes de una sola mirada.

Un día, el caballero Bardy acude al mago Goro para pedirle un hechizo con el que poder matar al dragón Dzog. Pero las cosas no salen como está previsto y acaban los tres, caballero, mago y dragón en el Hollywood moderno, una especie de universo paralelo, en el que harán fama y fortuna, tras lo que retornarán a su reino -Landiria- para tratar de reformarlo de arriba a abajo.

Con este pintoresco argumento, que recuerda un poco a Un yankee en la corte del rey Arturo de Mark Twain, el escritor búlgaro Khristo Poshtakov nos plantea un universo fantástico de lo más delicioso, rebosante de humor, aventuras y algún ligero toque escatológico.

El libro no tiene grandes pretensiones literarias ni argumentales y aunque Poshtakov nos sorprende de vez en cuando con los giros argumentales -algunos de ellos, verdaderamente surrealistas-, es de ágil lectura y no aburre en ningún momento.

De hecho, es un libro tremendamente lógico ya que todos nos identificamos rápidamente con el caballero que quiere llevar la modernidad y la prosperidad a su reino, casarse con la princesa y cambiar las cosas para bien. También los sucesos que se desencadenan son bastante consecuentes, dentro de lo que es una obra de fantasía.

Otra cosa son el dragón y el mago, que tienen sus propios planes y que, aunque son personajes más secundarios, tienen un protagonismo determinante en los sucesos que se nos narran.

Industria, luz y magia es una novela entretenida, sin grandes pretensiones, que se lee de un tirón y que nos hace sonreír frecuentemente, con aventuras y cuadros rayanos en el absurdo más cómico, con un cierto toque a lo Terry Pratchett, pero con un estilo muy diferente.

El libro tiene una secuela, anunciada en Bibliópolis: La conquista de América que se deja entrever al final de los acontecimientos que son, para mi gusto, un pelín precipitados y que parecen destinados a justificar la secuela.

1 Comments:

At 2:58 p. m., Blogger BaYa said...

Hola Yarhel. Después de contame unos amigos que parecía que los libros del Sr. Poshtakov estaba teniendo un sólo un notable éxito, sino una cálida acogida, decidí investigar. Y entre otros, encontré tu web, donde se hace una reseña de uno de sus libros. Sinceramente no lo he leido en español, ni ganas que tengo la verdad. En su momento lo lei en original y lo cierto es que no conseguí acabarlo.
No creo que pueda, ni tampoco intentar hacerte cambiar de opinión aunque crea que estas equivocado en la sincera y desinteresada publicidada que haces de la obra de alguien que no lo merece men absoluto.
Lo único que sí insisto en destacar es que quizás parezca que Industris,... no tiene grandes pretensiones, es una percepción totalmente errónea! Tanto el libro, como su autor tienen un cúmulo de prtensiones para enterrarnos a tod@s! Pero sabiamente el Sr. Poshtakov sólo los expresa en su lengua materna, que no está muy difundida entre lectores foráneos.
Lamentable es que se le considere escritor y personaje ilustrativo del nivel de la creatividad y literatura búlgara actuales!!
Un cordial saludo,

 

Publicar un comentario

<< Home