20 julio 2011

Hasta donde alcanza la memoria

Acabo de "releerme" Los creadores de Dios, una de las novelas "menores" de Frank Herbert y me ha sucedido algo muy curioso: no recordaba absolutamente nada de nada de la trama, ni de los personajes: ni un sólo detalle. De no saber con total seguridad que me lo había leído hace unos veinte años, hubiera jurado que no me lo había leído nunca.

De hecho, sí que tenía un vaguísimo recuerdo del final, pero nada más. Y aún así, era verdaderamente borroso y muy poca cosa. La verdad es que no me había sucedido nunca hasta ahora. En general, recuerdo bastante bien o mantengo en la memoria tramas o detalles o nombres de algunas de las primeras novelas que leí, ya sea porque ahí se han quedado, ya sea porque posteriormente las he releído o he visto alguna versión cinematográfica de éstos.

Sí que me había sucedido algo parecido con algún relato, pero lo atribuyo a que los relatos suelen ser mucho más cortos que las novelas y he leído muchísimos. Supongo que no es fácil retener todos los detalles. Pero hasta ahora no me había sucedido con una novela.

En cambio recuerdo bastante bien las primeras novelas que leí: La trilogía de las Fundaciones, Yo, robot o El fin de la eternidad, de Isaac Asimov, Cánticos de la lejana Tierra, 2001: Una odisea en el espacio, 2010: Odisea dos de Arthur C. Clarke, Nuestros amigos de Frolik 8, de Philip K. Dick, La nube negra, de Fred Hoyle, El juego de Ender, Crónicas marcianas, de Ray Bradbury o Dune, de Frank Herbert.

En fin, alguna vez tenía que suceder. Espero que no sea un caso cada vez más frecuente, o tendré que empezar a preocuparme por mi memoria...

1 Comments:

At 9:01 p. m., Blogger fjsi said...

No le eches la culpa a tu memoria, es más que probable que la novela no valga un pimiento ;) A mi ya me pasó algo parecido, y tengo claro que la culpa no es mía.

 

Publicar un comentario

<< Home