17 mayo 2006

Premio Xatafi-Cyberdark. Narrativa corta (I)

Me he estado leyendo estos días los relatos preseleccionados al premio Xatafi-Cyberdark de narrativa nacional y en breve empezaré a leerme los de narrativa extranjera.

En general he encontrado que el nivel es bastante bueno. Como no me he leído todo lo que se ha publicado, no puedo decir si me parece una buena preselección o no, pero tampoco era la intención. Me centraré en comentar lo que opino acerca de los relatos en sí. Además, quien quiera polémica la puede encontrar estos días en otros ámbitos, por los que parece que corren turbias las aguas.

Empezaré con "Gatomaquia" de Marc R. Soto, uno de los autores de moda. La verdad es que el relato es interesante y tiene garra, aunque debo admitir que no entiendo qué hace publicado en una revista fantástica ni por qué lo han seleccionado, pues a pesar de que es, como digo, un muy buen relato, no le veo el menor asomo de elemento fantástico por ningún lado.

No obstante, ya que lo han seleccionado, diré algo de él. Se trata de la historia de un matrimonio aparentemente normal de clase baja que ve truncados sus deseos de tener un hijo y que sustituyen -sobre todo la mujer- dicho deseo con criar una mascota, en concreto el gato que da nombre al relato.

Se trata de una narración que en clave metafórica y con un sutil desenlace nos cuenta una historia sobre la decepción, los sentimientos reprimidos y sobre los deseos insatisfechos y cómo éstos pueden desviarse y catalizarse en otro foco de atención, tanto para lo bueno como para lo malo.

"El hombre de la pala", de Alfredo Álamo es un magnifico y redondo relato de terror clásico, que no por serlo deja tener su interés. En él se nos cuenta la historia de un entierramuertos que se dedica a desenterrar cadáveres para robarles las pertenencias valiosas que se hayan podido llevar a la tumba y de cómo se encuentra con la horma de su zapato.

Tal vez el detalle más brillante del relato sea su final, con una cierta mala leche y que pone los pelos de punta.

"Dragón podrido", de Juan Díaz Olmedo es uno de los más originales entre los relatos seleccionados. En principio parece una simple y conocida historia de un occidental que decide ir a probar los placeres prohibidos de oriente, pero desde luego es mucho más.

El relato combina una cierta dosis de terror sangriento a lo Clive Barker con la mitología oriental y un trasfondo casi de historia colonial que forman una mezcla de lo más sugerente e interesante.

1 Comments:

At 9:54 a. m., Blogger Santiago Eximeno said...

El final del relato de Alfredo (no me cansaré de repetirlo) es fabuloso, de los que se quedan en la memoria. Uno de los finales más perfectos que recuerdo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home