21 septiembre 2006

Portadas ultrarealistas

Ojeando en la librería las novedades, he observado que a un libro sobre Salvador Puig i Antich, el joven anarquista ajusticiado por la dictadura franquista, le habían añadido una banda con un fotograma de la película recientemente estrenada, de tal manera que parecía que Puig i Antich tenía el aspecto del actor Daniel Brühl.

Este fenómeno, el de sustituir la realidad por la ficción cinematográfica, tiene una clara explicación: a pocos le sonará la cara del verdadero Puig i Antich, pero una vez vista la película, todos recordarán el aspecto que en ella tenía Brühl, así que identificarán más fácilmente el libro con la película. Un simple fenómeno comercial.

No es que lo critique. A fin de cuentas, si ayuda a vender libros, pues mejor que mejor, pero no deja de ser paradigmática esta necesidad de sustituir la realidad por una metarealidad cinematográfica que es casi más real que la realidad misma.

Recuerdo, por ejemplo, la edición de Dune de Ultramar, con unas curiosas y sugerentes portadas ilustradas. En posteriores ediciones (y en otra editorial), las ilustraciones fueron sustituidas por fotogramas de la versión cinematográfica de David Lynch. Paul Atreides ya no era como nos lo habíamos imaginado, sino que era Kyle McLachlan, Gurney era Patrick Stewart y así sucesivamente.

Otro ejemplo de esta sustitución se da en Minority report de Philip K. Dick, en cuya portada, en Ediciones B, aparece Tom Cruise, protagonista de la versión llevada a la gran pantalla. O la reedición en esa misma editorial de Brigadas del espacio, de Robert A. Heinlein. Y así sucesivamente.

Puedo entender más este fenómeno cuando el libro deriva directamente de una película, como en las franquicias del tipo Star Wars o Star Trek, pero creo -y es una opinión personal- que es mejor una buena ilustración cuando el libro es la versión original.

Una ilustración es más sugerente. Puede deformarse mentalmente más a lo que habíamos imaginado previamente y no es tan real como un fotograma. De hecho, éste es hiperreal, porque va más allá de la realidad a través de la ficción. Parece como si por el hecho de haber visto una película, más o menos creíble, aquello tuviese ya una existencia que sustituye a la del texto.

Por fortuna, no todos han adoptado esta costumbre. En la mayor parte de las reediciones de El Señor de los Anillos han prevalecido las ilustraciones previas, que de por sí tenían ya una gran fuerza. Aunque una explicación para ello es que en estas ilustraciones se inspiraron los realizadores de la versión de Peter Jackson a la hora de llevarlo al celuloide, por lo que las diferencias tampoco son muy acusadas.

5 Comments:

At 11:37 a. m., Blogger Víctor M. Ánchel said...

Bueno... alguna de las ediciones para el señor de los anillos en tapa blanda están sacadas de la iconografía de la peli menos relacionada con los libros y sus ilustradores (armas, por ejemplo). Y en inglés, las portadas en muchos casos están sacadas del celuloide directamente.

¿Más casos? Casi todo. Lo de Bourne, o nuestra Alatriste, que ya es Mortensen hasta los restos. A mí no me gusta la medida, la verdad, pero vaya: lo bueno en los libros suele venir dentro.

 
At 5:22 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Sí, no juzgues nunca un libro por su tapa ;)

 
At 5:04 p. m., Blogger Errantus said...

Especialmente cuando se ha hecho una peli, porque generalmente la historia será tan diferente que no encontrarás relación entre ambas. ;)

 
At 9:19 p. m., Blogger Iván Fernández Balbuena said...

En "Hijos de Dune" edicion de Acervo en la contraportada hay una foto a blanco y negro de la peli de David Lynch en la que sale Sting. Considerando que la peli no puede tener nada que ver con una tercera parte de la novela aun me pregunto que coño pintaba alli.
Y luego para rizar el rizo en algunas novelizaciones de peliculas en la portada ponen una ilustracion en vez de un fotograma de la peli (por ejemoplo en Abyss de Orson Scott Card edicion de Ultramar basada en la peli de James Cameron). En fin, que me lo expliquen.

 
At 8:33 p. m., Blogger Listo Entertainment said...

a mí la peli de Salvador me gustó...
hasta que le pilló la poli y empezó la agonía, los sollozos y los bostezos

http://lacinefilia.blogspot.com/2006/10/salvador.html

:)

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home