11 abril 2007

Agua en el desierto

Parece que la búsqueda de agua en los diferentes cuerpos planetarios de nuestro entorno se está convirtiendo en tema de actualidad. En el caso de la Luna y de Marte, porque posibles depósitos de agua congelada facilitarían su ocupación por el hombre. En el caso de la Tierra, por simple necesidad, dado que vivimos tiempos de escasez, que se verán agravados muy probablemente en el futuro debido a la superpoblación y al cambio climático.

La verdad es que el agua aparece muchas veces donde menos te la esperas. En África, uno de los principales reservorios de agua subterránea es… ¡el desierto del Sáhara! Otra cosa es que dichas reservas sean fácilmente accesibles.

Ahora se ha descubierto que existe un enorme depósito de agua en las profundidades del manto terrestre, con el volumen del océano Ártico, cosa que no deja de ser sorprendente. Aún no se conocen con certeza los mecanismos que han permitido esta notable acumulación de agua, aunque existen algunas teorías al respecto. Por desgracia –o por suerte, según se mire- esta agua está demasiado profunda como para ser explotada por el hombre.

Se ha dicho muchas veces y se repite cada vez más que las guerras del futuro no se producirán por el petróleo, sino por el agua. La escasez de agua dulce es un serio problema en muchos lugares del planeta y no tardará en serlo también en Occidente, que es esa parte del planeta en que se decide casi todo. Una cosa no existe si no afecta a Occidente. Por desgracia nos va a afectar.

Los últimos informes sobre cambio climático no auguran muy buenas noticias a nuestro país. Desaparición de playas, sequía, incendios, desertización, alteración del clima estacional, pérdida de los últimos glaciares pirenaicos, pérdida de biodiversidad…

La verdad es que no se trata, precisamente, de un panorama muy halagüeño. Son encomiables los esfuerzos de búsqueda de agua en otros cuerpos celestes, pero tal vez llegará muy pronto el día en que lo verdaderamente difícil sea encontrar agua dulce en la Tierra. Espero que no acabemos como en Dune. Almenos, no se ven gusanos a la vista…

1 Comments:

At 10:57 p. m., Blogger Instantón said...

Sí, en lo que a este tema se refiere el futuro tiene muy mala pinta. Y el país se llena con campod de golf...

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home