28 diciembre 2005

Bombazo sobre Asimov

Me hago eco desde aquí de un insistente rumor que circula por el fandom desde hace unos días. Al parecer, entre la correspondencia inédita de Asimov ha sido descubierta una carta en la que el autor le reconoce a Robert Silverberg en un raro ataque de vanidad que él era el negro de muchos de los libros de otro conocido autor de ciencia ficción: Philip K. Dick.

Al parecer, PKD en un mal momento por el que atravesaba tras consumir una gran cantidad de farlopa adulterada, pidió auxilio a Isaac Asimov para continuar con su delirante producción.

Asimov vio la oportunidad como un reto para reírse de todos aquellos que le acusaban de producir literatura insulsa y anodina así que ni corto ni perezoso produjo algunas de las obras más alucinógenas firmadas como PKD.

Parece ser que Asimov cada año tomaba un avión a las Seychelles (de fobia a los aviones, nada de nada, era una excusa para evitar las continuas demandas de vacaciones de su primera mujer) en donde produjo algunas de estas polémica obras.

Se dice (aunque esto no está confirmado) que también escribió alguna de las escenas más picantes de "Los amantes" de Philip J. Farmer, ya que no se atrevía a tocar estas temáticas dada la fama de ñoño que tenía bajo la marca "Asimov".

La viuda de Asimov no ha confirmado ni desmentido estos rumores, pero ha anunciado que próximamente publicará un libro en que desvelará toda la verdad sobre el asunto, que será publicado por la conocida editorial estadounidense "Doublebubble".

2 Comments:

At 1:22 p. m., Anonymous Sisko said...

Pues lo acabo de leer en el Locus y la verdad es que es un notición. Cuando tenga un ratillo lo traduzco y lo pego.

 
At 11:49 p. m., Blogger Nacho said...

Je je. Qué cabrito. Cómo te callas que en la misma noticia se sospecha que Asimov no escribió la que se considera su mejor novela.

Gardner Dozois ha encontrado recientemente unas facturas que hacen pensar que "Los propios dioses" no fue escrita por Asimov, sino por Robert Silverberg. Parece que el autor de "Muero por dentro" y "El libro de los cráneos" andaba económicamente mal después del incendio de su casa de Nueva York, lo que se gastaba en la "estetisien", el gimnasio y en sus suministradores de peyote, e hizo de negro por la módica cantidad de 20000 dolares.

Pero esto no termina aquí. También se ha descubierto que existe una factura similar para Arthur C. Clarke librada por (átense los machos) Stanislaw Lem, que escribió "Cita con Rama" directamente en inglés mimetizando al máximo el estilo inane del rey de Ceilán (un ejercicio que le llevaría a escribir "Un vacío perfecto" y "Un valor imaginario). La pena es que Lem no cobró un duro. La KGB se quedó con su dinero y lo empleó para espiar a Philip K. Dick, que sufrió una de sus numerosas crisis, lo confundió todo, salió de su bloqueo, se volvió loco definitivamente y se puso a escribir la exégesis.

Cosas veredes, amigo Enric.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home