20 junio 2006

La plaga templario-masónica-cátara

El año pasado, en la Universidad de Verano de Puigcerdà me apunté a un curso interesantísimo sobre los cátaros impartido por una de las mayores autoridades españolas en el tema: Antoni Dalmau, autor de varias novelas y libros sobre la materia.

La verdad es que me atraía el tema pero no tenía apenas conocimientos de él y salí con un nivel bastante aceptable de la materia y, lo más importante, con la satisfacción de haber aprendido bastante sobre uno de los sucesos más turbulentos de la Edad Media, que contribuyeron notablemente a configurar las actuales estructuras territoriales de los estados español, francés y andorrano y en cuyo origen se encuentra la tan temida Inquisición.

Tal vez lo más remarcable de la cruzada emprendida contra los cátaros fue el exterminio sistemático de una de las culturas más ricas y florecientes de la Europa medieval: la occitana. La cruzada está llena de batallas decisivas (como la de Muret) y de sitios memorables (como el del castillo de Montsegur), de personajes fascinantes (Esclarmonda de Foix), tenebrosos (Arnau de Amalric o Simón de Montfort) y malhadados (Pere el Catòlic o Ramon Roger de Trencavel).

La cruzada albigense o contra los cátaros contiene todos los ingredientes para convertirla en una epopeya histórica memorable, sobre la que han corrido ríos de tinta por lo fascinante y terrible que fue.

Y sin embargo, hoy día, la moda es escribir libros sobre los cátaros que nada tienen que ver con los sucesos históricos. El catarismo está teñido desde hace más de un siglo con todo tipo de supercherías y misticismos absurdos que han excitado la imaginación de aquellos que no se han preocupado excesivamente por los detalles históricos.

Estamos ante aquello tan típico de que no permitas que la realidad te estropee una buena historia. Los libros pseudomísticos con tesoros ocultos, santos griales, conspiraciones templarias con conexiones cátaras y masónicas (!) están al orden del día. La moda de El Código Da Vinci lo ha hecho posible.

Así, es cada vez más difícil encontrar novelas o libros sobre los cátaros que no estén teñidos de sandeces esotéricas, tesoros imposibles y papiros de una edad incalculable que podrían hundir a la Iglesia Católica y provocar una revolución.

En fin, una pena. Más que nada, porque la cruzada contra los cátaros es de esos hechos históricos en que la realidad supera con creces a la ficción. En una época en que está de moda reivindicar los genocidios: el Holocausto judío, el armenio, los múltiples producidos en Asia y África... no estaría de menos reivindicar también el genocidio cátaro y occitano sobre el que se fundó la Francia moderna, con la inestimable ayuda del Vaticano y del que tan orgullosos parecen estar los franceses.

7 Comments:

At 12:39 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hace poco me regalaron "Los Cátaros. La herejía perfecta", de Stephen O'Shea, y aún no lo he leido. ¿A qué tipo de libros pertenece? Porque después de leerme El Codigo y algún otro no me apetece tragarme más tonterias...

 
At 1:04 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Bueno, éste no me lo he leído, así que no puedo ayudarte mucho. Por lo que sé, se trata de un ensayo, no de una novela esotérica, así que supongo que tendrá un cierto rigor, aunque eso de que "los cátaros defendían el amor libre" es harto discutible...

 
At 2:12 p. m., Anonymous MadQuark said...

Me arriesgaré con él y ya te contaré. Un saludo

 
At 5:43 a. m., Blogger pcmejavi said...

Enric, que opinas de la novela historica de Carter Scott, Los cátaros, de la colección Misterios de la Historia?; lo he leido y me parece bastante claro, preciso y con una buena descripción de las creencias y practicas de la religión cátara. Seguire investigando y leyendo al respecto, es asi que llegue a tu pagina.

 
At 12:51 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

pcmejavi, no he leído el libro en cuestión, a pesar de que el tema cátaro me interesa mucho. Últimamente se han escrito tantas cosas sobre el tema, que cuesta discernir qué son fantasías absurdas de las novelas históricas más o menos serias.

 
At 2:51 p. m., Blogger Akenaton. said...

Todo es tan relativo que uno a veces quiere creer nada,que el ser humano esta tan solo en el universo que trata de justificar lo injustificable,lamentable es nuestro existir porque todo lo creado y concebido por el hombre siempre fue y será tan oscuro,todo porque los hombres se quisieron ser como Dioses una pena por la humanidad ,tanta mentira para que.

 
At 5:57 p. m., Blogger Ramon pascual pierola said...

El siglo de los KaTaAr@z, es el siglo, donde Los Estados con "ElZaAnT@ficio" detrás, no podían permitir aquellas otras convivencias amuralladas del LiBeRiAmaAr. Es el verdadero momento, donde en los MoOnAzTeRi@z, le escribidores a sueldo, imponen la llamada hagiografía de "verdad", como el mayor invento y calumnias para tapar las verdades anteriores y, para manejar a las masas. Es el momento, donde El Temple construye amurallados, pagando de una manera revolucionaria a Sus MaKoOnEz, y el de la reacción que quería seguir produciendo con esclavos. Los primeros con una Fe GenTiLiZiA MaTiRiArKaAl. Los segundos imponiendo un empirismo y eclecticismo importado de donde salía el SoOl, en un viaje de ida con lo nuestro y, el de vuelta que ni AteEnAz o ItaLiA habían podido aún imponer. Son los PaPaAz ta ErreIEz descendientes BaAz+NaBaAr; quienes finiquitan aquella otra Fe UsTi; "cargándose" primero a los AlBiGenZeEz y, después AlTemple; por demasiado revolucionarios y, por dejar su revolución a medias.

 

Publicar un comentario

<< Home