12 abril 2010

Factores limitantes

Una de las cosas que más me gusta de Star Trek es el realismo con que están construidos muchos de sus caracteres. Si bien los bajos presupuestos de la serie original y de algunos episodios de la Nueva Generación llevaron a escenarios de cartón piedra y a efectos especiales un tanto caseros, los guiones siempre suelen llevar la huella de la reflexión filosófica que caracteriza a la serie.

Por ejemplo, las razas que intervienen en las series de Star Trek no son aleatorias, sino que están cuidadosamente diseñadas. Uno de los elementos que confirman esta afirmación es que todas ellas, almenos las principales, poseen factores limitantes, esto es, elementos que impiden que puedan comportarse de manera aleatoria o según las necesidades del guión.

Así, los klingon son guerreros belicosos. Si no hubiese ningún factor limitante, no serían nada interesantes y no dejarían de ser un pretexto para guiones con grandes batallas espaciales y efectos especiales más o menos elaborados. Pero es que los klingon tienen un factor limitante muy interesante: el honor.

Para un guerrero klingon el honor lo es todo y le compromete a sí mismo y a toda su familia. No hay nada peor para un guerrero klingon que la deshonra o la cobardía. Antes aceptaría la muerte o el castigo más terrible que traer el deshonor a la familia.

Así, las tramas se vuelven enormemente interesantes, especialmente cuando el deshonor de alguna familia importante dentro del Imperio klingon choca contra el honor de otra familia o cuando dicho deshonor acaba contaminando al Alto Mando del Imperio y debe recurrirse a los humanos para desfacer el entuerto.

La raza contrapuesta es, sin duda alguna, la vulcana. Inicialmente emotivos y muy agresivos, se convierten a la filosofía pura gracias a Surak, el padre de la filosofía vulcana, que les enseña a reprimir e incluso purgar sus sentimientos y poder desarrollar así una civilización completamente lógica.

Aquí el factor limitante es la lógica. Una raza longeva y osada como la vulcana se comería rápidamente el universo de no ser porque la lógica les obliga a examinar sus actos una y otra vez antes de actuar y les confiere una cierta paz interna y externa. De hecho, incljuso les permita actuar de benefactores de la raza humana al ser ellos quienes introducen en la política galáctica a los seres humanos.

Pero tal vez el caso más extremo de todos sean los Borg, criaturas medio biológicas, medio cibernéticas, dotadas de una conciencia colectiva. Ellos no parecen tener cortapisas ni respetar norma alguna. Su suprema norma es la asimilación de toda forma de vida (vuestra anticuada forma de vida se adaptará para servirnos) y de toda tecnología (sumaremos vuestras características biológicas y tecnológicas a las nuestras).

No retroceden ante nada (la resistencia es fútil) y son agresivos por naturaleza. Precisamente, esta falta de factores limitantes es lo que los conducirá casi a la extincion al acabar enfrentándose con una raza tecnológicamente superior a ellos al intentar asimilarla (especie 8472).

2 Comments:

At 11:33 p. m., Blogger wraitlito said...

Nunca me había planteado ver la serie así.
Da la sensación de ser un videojuego.
Saludos

 
At 11:01 p. m., Blogger Rosa said...

Me gustó el análisis, seria bueno hacerselo a todas las razas

 

Publicar un comentario

<< Home