20 abril 2007

Tirados: el porqué de las ardillas compulsivas

Dentro del fandom, se denomina ardilla compulsiva a aquellas personas que se dedican a comprar todas o casi todas las novedades que se publican de literatura fantástica. Lo sé bien porque soy una de ellas.

¿A qué viene este comportamiento compulsivo? Pues, consumismo excesivo a parte, puede tener su origen en diferentes causas. Veamos un par de ellas:

- El recuerdo a una época no tan y tan lejana (los años 90) en que hubo una sequía tremenda de publicaciones de ciencia ficción y de fantasía y apenas llegaba nada nuevo a nuestras polvorientas estanterías. Ya se sabe, la generación de la guerra, que pasó muchas privaciones, tiene la costumbre de aprovecharlo todo. Pues algo así.

- Porque tememos que si un libro que forma parte de una saga nos gusta y no tiene suficiente éxito, el resto de la saga se quede en el tintero o se demore su publicación ad calendas graecas.

¿Quién no ha leído algún libro de los que se ha anunciado que habría continuación y se ha quedado con un palmo de narices conforme iban pasando los meses (y hasta los años) y la continuación no llegaba ni tenía visos de llegar?

Más de una serie ha quedado incompleta después de despertarnos el gusanillo. Esto ha pasado incluso con antologías. Un par de ejemplos: los cuentos completos de Philip K. Dick que en su día publicó Martínez Roca quedaron inconclusos. Ahora están siendo reeditados por Minotauro y no tengo muy claro que el trabajo vaya a completarse.

Otro ejemplo: los cuentos completos de Harry Harrison, anunciada en tres volúmenes en Minotauro. De momento se han publicado dos. ¿Se publicará algún día el tercero?

¿Y qué me decís de antologías tan notorias como las de Los premios Hugo que editaban Asimov y Greenberg que no pasaron de principios de los ’80? ¿O los premios Nebula, que no tuvieron si quiera esa suerte?

También está ese libro que tanto éxito ha tenido en Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Polonia, Rusia, Francia, Italia… y que aquí ve demorada su publicación por falta de interés de ningún editor.

Y por supuesto, están los descatalogados, que a veces son reeditados (como algunos incunables de Nova actualmente en reedición), como los que pasaron a mejor vida y a los que la única manera de acceder es mediante alguna biblioteca, préstamo personal o desembolso de una pequeña fortuna en el mercado de segunda mano.

Es evidente que el mercado editorial de la literatura fantástica en España no está normalizado. Si no, no sería necesario atesorar títulos y las ardillas compulsivas podríamos descansar y dejar de acaparar nueces ante la hipotética llegada de un nuevo invierno.

1 Comments:

At 2:09 p. m., Blogger Heinrich Ross said...

Yo por eso por lo general me espero a que hagan toda la serie aunque pasen años, y despues me las bajo o las pido todas enteras, como por ejemplo con stargate, que creo que acaban de hacer el ultimo capitulo, en la temporada 10.

aunque hay veces que no me aguanto xD
como con heroes, o lost ^^

 

Publicar un comentario

<< Home