10 octubre 2007

Las Bene Gesserit

Hace bastantes años, recuerdo que una compañera mía decía acerca del universo de Dune que era sorprendente que lo único que se le hubiese ocurrido al buen Herbert era imaginarse un futuro similar a la Edad Media. Su parte de razón llevaba, claro.

Uno de los elementos que más me llamaron la atención cuando leí por vez primera Dune fueron las Bene Gesserit, una peculiar orden femenina que parece inspirada en las monjas católicas, aunque más bien debiéramos decir que está inspirada en los Templarios, pues las “señoras” son de armas tomar.

Las Bene Gesserit se dedican a la tarea secreta de conseguir mediante la manipulación de ciertos linajes humanos del ser supremo del Universo –ahí es nada- esto es, el Kwisatz Haderach, que será una especie de Bene Gesserit masculino que las trascenderá y les permitirá conseguir cotas de poder insospechadas.

Dune trata de muchas cosas y tratar de simplificar la trama a unos pocos párrafos no tiene demasiado sentido. Pero es curioso el tratamiento pseudomedieval que confiere Herbert a las Bene Gesserit. Por un lado, existe una especie de sometimiento a lo masculino, ya que su líder supremo que será en el futuro, debe ser un hombre.

Por otro lado, estas señoras no tienen manías a la hora de hacer y deshacer en la política del Imperio, manipulando al mismísimo emperador y a todas las casas del Landsraad. Así pues, no se parecen en nada a las sumisas monjas católicas. Ya digo, más bien son una especie de versión femenina de los Templarios, aunque dedicadas a otros menesteres.

Las Bene Gesserit son fascinantes por muchos motivos. Son capaces de increíbles y asombrosas capacidades de autocontrol del cuerpo y de la mente, son capaces de disciplinas mentales impresionantes, de sondear el futuro gracias al agua de vida y de manipular a todo el mundo mediante la voz, algo parecido a lo que pueden hacer los oradores asimovianos.

Por otro lado, y a diferencia de las monjas, su sexualidad y su capacidad reproductiva es clave en su misión final, ya que mezclan los linajes humanos en sus cuerpos y no son nada mojigatas a la hora de seducir a quien se ponga a tiro si ello conviene a los intereses de la orden.

Finalmente, otra de las sorprendentes capacidades de las Bene Gesserit es la capacidad de compartir, es decir, la posibilidad de realizar una especie de fusión mental en la que una Bene Gesserit entrega todos sus conocimientos y experiencias a otra. De esta manera, pueden acceder a un saber ancestral de magnitudes colosales.

Creo que una de los principales motivos por los que Dune resulta tan atractivo y sugerente es porque combina elementos tradicionales más o menos vistos, con ideas verdaderamente chocantes, aunque no necesariamente nuevas. Las Bene Gesserit y sus futuras sucesoras, las Honoradas Matres, son un buen ejemplo de ello.

1 Comments:

At 11:43 p. m., Blogger francissco said...

El tuno de Herbert acertó con estos personajes, je, je. A la carga erótica que poseían estas macizorras buscasémen, se une lo intrigantes que eran en política.Irresistibles.

Un saludo.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home