20 enero 2006

Delicatessen

Otro de los motivos por los que me gusta la narrativa breve es porque nos ofrece una especie de menú-degustación de un determinado autor. Si queremos saber qué estilo tiene un escritor o qué temáticas suele tratar, en definitiva: qué tal es y si nos van a gustar, por ejemplo, sus novelas (caso de tenerlas).

Es cierto que un autor no tiene porque escribir de la misma manera una historia corta o una novela, ya que los desarrollos son diferentes. Un ejemplo claro de esto es el tratamiento a dar a los personajes y a las historias: una novela permite desarrollarlos con mayor profundidad. Asimismo, un relato breve da pie sobre todo a la exposición de una idea brillante que no requiere de largas exposiciones ni profundizar en los caracteres de los personajes.

Salvadas las distancias, sigo creyendo que la narrativa breve nos permite ver qué tal es un autor y conocer también sus principales inquietudes, intereses y fobias, así como muchas veces su estilo narrativo.

Hay muchos ejemplos de ello. Ya en su día hablé del relato "Anochecer" de Isaac Asimov, que contenía buena parte de las claves para comprender a este escritor. Recientemente también hablé del relato de Mike Resnick "Siete vistas de la garganta de Olduvai" que nos dice mucho acerca de los intereses de su autor. Podríamos hallar piezas similares para casi todos los autores que tienen una importante producción de narrativa breve (Robert Silverberg, Harry Harrison, Philip K. Dick, Frederik Pohl, Poul Anderson, James Tiptree Jr., etc).

Así pues, mi tesis es que una buena antología de relatos de un autor determinado nos acerca mucho al conocimiento global de su obra y nos permite hacerlo de una manera relativamente rápida y en pequeñas dosis, lo que evita empachos.

Sugeriré a continuación algunas recopilaciones que considero interesantes para conocer a ciertos autores de ciencia ficción:

- Brian W. Aldiss: Los mejores relatos de ciencia ficción

- Isaac Asimov: Cuentos Completos, Los robots

- J. G. Ballard: Playa terminal

- Alfred Bester: Irrealidades virtuales

- Ray Bradbury: El hombre ilustrado

- Fredric Brown: Cuentos completos

- Ted Chiang: La historia de tu vida

- Arthur C. Clarke: Relatos de diez mundos

- John Crowley: Antigüedades

- Philip K. Dick: Cuentos completos

- William Gibson: Quemando cromo

- Harry Harrison: 50 en 50

- Robert A. Heinlein: Historia del futuro

- Úrsula K. LeGuin: Las doce moradas del viento

- Fritz Leiber: Crónicas del gran tiempo

- George R. R. Martin: Una canción para Lya

- Frederik Pohl: Corrientes alternas

- Christopher Priest: Un verano infinito

- Robert Sheckley: La séptima víctima

- Robert Silverberg: Lo mejor de Robert Silverberg, La otra sombra de la Tierra

- Theodore Sturgeon: Caviar

- James Tiptree Jr.: Cantos estelares de un viejo primate

- John Varley: Blue champagne

- Roger Zelazny: El amor es un número imaginario

Y como antología de relatos de diversos autores: Lo mejor de los premios Nebula.

2 Comments:

At 5:24 p. m., Blogger La ninfa de la torre de cristal said...

¿No considerarías El Cumpleaños del Mundo, de Ursula K. Le Guin, como un buen recopilatorio? Leí Las Doce Moradas del Viento, Un Pescador del Mar Interior, Planos Paralelos y me quedo con El Cumpleaños.

Me parece delicioso.

 
At 5:35 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Es imposible poner todos los recopilatorios. Me he limitado a hacer una selección de los más significativos de la obra de cada autor, lo cual no significa que sean los mejores. Por ejemplo, James Tiptree tiene relatos verdaderamente magníficos que no están recogidos en ninguna recopilación monográfica traducida al castellano.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home