06 marzo 2009

El shock del futuro en la ciencia ficción

Acabo de leer un interesante artículo de Julián Díez en Prospectiva, titulado El próximo encogimiento del mercado de cf, que como siempre, hace reflexionar sobre el tema planteado y cuya atenta lectura os recomiendo encarecidamente.

En él plantea uno de mis mayores "temores" sobre el futuro, no ya del género, sino de la literatura en general: la posible sustitución del libro clásico de papel por el nuevo formato de libro electrónico.

Isaac Asimov tiene un magnífico ensayo en el que exalta las virtudes del libro clásico sobre las posibles ventajas que pudiera ofrecer el libro electrónico y llega a la conclusión que, de libros de papel, siempre habrá. Yo no soy tan optimista.

Tal vez es que soy un poco chapado a la antigua y a pesar de que trabajo en una profesión -la informática- en la que se vive en cambio acelerado, soy un poco víctima del shock del futuro toffleriano y me aferro a los referentes tradicionales para no ser devorado por la vorágine, como el jinete en la onda del shock...

Es indudable que el libro electrónico ofrece una serie de ventajas indiscutibles, a saber, contamina menos (no es necesario talar árboles para su elaboración), disminuye el espacio de almacenamiento de los contenidos, facilita el flujo de información y vuelve obsoletos conceptos tales somo saldos, gangas, incunables o descatalogados, tan temidos para el completista lector-acaparador de género.

Pero también es innegable que el placer que ofrece una tranquila lectura de un cómodo libro de papel, la posibilidad de hojearlo (y de ojearlo), el podérselo llevar a cualquier lugar sin necesidad de preocuparse por recargar sus baterías también son ventajas a favor del formato tradicional.

Aunque lo que siempre me ha preocupado más del libro electrónico no es la pérdida del fetichismo de acumular objetos de colección, sino la obsolescencia del saber. Quiero decir, que al final, todo el saber de la Humanidad tiende a almacenarse en formato electrónico. Un buen ejemplo de ello es internet, la mayor biblioteca del mundo de conocimientos.

¿Se ha planteado alguien la desgracia que resultaría para la Humanidad una tormenta solar de grandes proporciones que inutilizase nuestros dispositivos electrónicos? Un libro siempre puede leerse. Basta con que haya luz suficiente. Pero un dispositivo electrónico es algo sumamente complejo que se sustenta en una tecnología muy sofisticada.

De hecho, ya tenemos problemas de compatibilidad entre formatos entre documentos. Aquellos que teníamos cintas de cassette o de vídeo hemos tenido que pasarnos al formato digital de los CD o de los DVD y la carrera no parece haber concluido.

Poder leer un documento de texto editado con un antiguo procesador de textos -eso suponiendo que el formato en que esté grabado sea todavía compatible con los que disponemos en nuestros ordenadores- puede ser algo digno de la arqueología. De hecho, se ha desarrollado toda una nueva disciplina del saber: la arqueoinformática.

Así pues, con el tiempo, para evitar estos problemas, los contenidos se almacenarán en alguna red a fin de que no tengamos que preocuparnos por posibles evoluciones de formatos. Éstos se actualizarán automáticamente o se convertirán en estándares más o menos sucesivamente compatibles.

Y aquí llegamos a tener todo el saber de la Humanidad centralizado en una red. No sólo un problema de seguridad, sino una terrible tentación para los estados o para ciertos corpúsculos a la hora de reescribir la historia, censurar informaciones o difundir ciertos conocimientos o noticias...

4 Comments:

At 8:36 p. m., Blogger Mon said...

Si me permites.
Creo que ninguno de tus argumentos expuestos es válido.
Me explico...
Espero que hayas tenido la oportunidad de tener en tus manos un libro electronico... tinca electronica, no existe fatiga ocular por tanto el placer de la lectura es el mismo.
Hablas de la desgracia de una destrucción de internet... creo que la biblioteca de alejandria es el ejemplo de que el libro no es ninguna garantia de protección.
Un libro con una tirada de 2000 ejemplares es innecontrable a los dos años en internet estará, se pondran perder.. mucho menos que en papel.
Para nosotros puede parecer tecnologia muy avanzada un libro electronico... dentro de mil años puede que la diferencia entre el libro de papel i el electronica sea despreciable, no se que dirian los antiguos copistas de libros viendo la calidad del papel con que fabrican los libros hoy.

La comptabilidad de formatos es de soporte mecanico... dudo que tengas alguna canción en cassete que no puedes encontrar por emule o por red social.. prueba.
Los estandares como ePub formalizan modelos para ser transcritos con el tiempo a otros protocolos... si hablas de documentos escritos con formatos propietarios de los origenes de los procesadores de texto... pues lo mismo con los primeros libros... cuantos se han perdido ? Infinidad.
Un libro electronico cargado te permite pasar 3000 pàginas y se recarga en dos horas... no se donde estará la situación que sea más ventajosa el libro. Sin ocntar libros con celuvas fotovoltaicas y carga mor electricidad sin cables, etc.
Seguridad ? Los chinos decian que la historia la escriben los ganadores...hay quemas de libros manipulaciones a lo largo de la historia pero todo se supera la red es, por ahora, libre y por tanto el libro electronico tambien, . Permite mas posibilidades de ser inalterado porque siempre habra copias originales. Manipulación informativa la wikipedia es un ejemplo de manipulación pero siempre habrá alguien para denunciarlo ese es la grandeza de la wikipedia.
Siendo informatico diferenciarás el cloud computing de internet... puedes trabajar con la red o encima de la red.
Mi experiencia es que pierdo mas documentos por utilitzar mis discos que utilizando la nube pero eso solo es una percepción...

Finalmente me encanta los libros mi generación probablemente no podrá desprenderse del gusto por el tacto del libro y pasar hojas... pero las nuevas generaciones eso no les sirvirá de mucho...
Tengo un amigo joven, 15 años, que con su libro electronico lleva 100 libros encima lee novelas hasta quemarse las cejas pero percibe el libro por el contenido.. no con el continente. Para el lo importante es el acceso, la busqueda, la gratuidad de los libros.

Un abrazo...

 
At 6:05 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

He tenido entre mis manos un libro electrónico y creo que todavía les queda bastante camino a recorrer hasta parecerse mínimamente a eso que llaman "papel electrónico".

La comparación con la destrucción de la Biblioteca de Alejandría no me vale, porque se destruyó una enorme fuente de saber, pero una al fin y al cabo. Precisamente, su situación era bastante parecida a la de internet hoy día: era la fuente más importante. Particularmente me quedo muy tranquilo sabiendo que hay una extensa red de bibliotecas con volúmenes de papel repartidos por toda la geografía terrestre.

Sobre lo que me cuentas de alguna canción en cassette que no pueda encontrar, pues ay, más de una. Claro que no son canciones. Son composiciones específicas de una determinada orquesta o de un determinado solista. Pero en fin, tampoco pretendo llegar a esos extremos.

Por lo demás, ya digo que también hay múltiples ventajas. No soy un tecnoescéptico. Simplemente creo que ambas tecnologías se complementan, aunque a la larga, tiene más números de salir ganando el libro electrónico.

Por ejemplo, yo estaría encantado de tener un diario electrónico y de poder leer las noticias cada mañana y encima personalizadas y pagar sólo por lo que me interesa, sin que me inunden con secciones que jamás consultaré.

 
At 12:11 a. m., Blogger Mon said...

Bueno.
No digo que sea perfecto pero los libros electronicos no generan fatiga, ya me sirven
No tiendo que la comparación no te sirva respecto a la biblioteca.
Esto es como decir que si cae internet todo la información desaparece, es no es cierto pierdas el acceso pero la información esta en silos, servidores, bases de datos etc. Internet es el medio de acceso no el soporte final por tanto tambien se aplica el modelo de bibliotecas al modelo de internet que comentas.

Lo que comentas sobre temas especificos de una determinada composición es extremo como dices. Hace se han digitalizado los archivos de la biblioteca nacional sobre diarios desaparecidos.. los restaurados estava emocionados por la capacidad de mantener una obra que esta en franca descomposición. Los libros se desintegran con el tiempo.
Sin duda se complementan.. por ahora ... al final el libro en papel sera un bello como los incunables.
Respecto al diario electronico creo que es donde al principio tendra más existo.. Pero al final se comera todo el mercado.

Saludos.

 
At 5:22 p. m., Blogger AUTOR DE LA PIEDRA HABBAASSI said...

Si te gusta la literatura sobre ciencia ficción no te pierdas la última novela de Juan M. de la Serna titulado LA PIEDRA HABBAASSI que podrás adquirir a través de Amazon cuyo resumen es "Un descubrimiento casual sobre una cultura ancestral en Perú, los “Paracas”, es el origen de un interesante relato de viajes que conducirá al protagonista por tres continentes, a lugares llenos de encanto donde tendrá que hacer frente a las dificultades que irán surgiendo, a la vez sigue un camino de descubrimiento personal con numerosas experiencias que le conducirán a un crecimiento interior más allá de su imaginación. Una novela que mezcla a partes iguales información sobre los últimos descubrimientos científicos en neuroanatomía y psicología, con la tradición milenaria de pueblos desaparecidos."

 

Publicar un comentario

<< Home