28 noviembre 2006

Gold

Quisiera antes que nada, darle las gracias a Julián Díez por haberme permitido leer la versión traducida al castellano de “Gold”, uno de los últimos relatos escritos por Isaac Asimov y que fue merecedor del premio Hugo al mejor relato de 1992. Es de los pocos relatos del Buen Doctor que no me había leído.

Es difícil hablar de “Gold”. Para empezar, es un relato prácticamente póstumo. Asimov lo debió escribir poco antes de morir. Por otro lado, es una narración bastante atípica: no se parece en absoluto a un relato de Asimov. Es mucho más sereno a la vez que marca una vocación de posteridad.

Por otro lado, tampoco es un relato excepcional, así que supongo que le dieron el Hugo más como homenaje póstumo que por ser el mejor relato publicado, aunque tampoco es un mal relato. Como decía, resulta complicado hablar de “Gold”.

La trama es muy simple: un escritor de ciencia ficción le pide a un productor de dramas de una nueva tecnología muy sofisticada que lleve su novela a los escenarios y promete pagarle a cambio con oro (de ahí el título del relato).

No obstante, en el relato aparecen algunos temas que merece la pena destacar. Por un lado, empieza hablando del Rey Lear (King Lear) de William Shakespeare, en parte supongo que por analogía a Asimov, quien se sentía viejo y en las últimas. Por otro lado, Shakespeare siempre fue uno de los referentes favoritos de Asimov, hasta el punto que llegó a escribir una guía a las obras teatrales de Shakespeare.

A continuación, el personaje, Laborian, posiblemente una referencia latina a labor (trabajo), pues Asimov era un escritor infatigable y su hobby y su trabajo eran la misma cosa. Para él disfrutar era realmente escribir y era muy difícil separarlo de su máquina de escribir y, posteriormente, de su ordenador.

La obra de ciencia ficción de la que se habla en “Gold” es a todas luces un remedo de Los propios dioses la obra más emblemática del autor y la que le supuso el primer Premio Hugo de novela. Se trata de una novela diferente al resto de su producción.

En “Gold” Asimov se despacha a gusto en boca de Laborian contra los críticos que le tachan de no saber retratar personajes o de no incluir apenas sexo en sus obras.

“Gold” es más una especie de justificación autobiográfica en clave de relato de ciencia ficción que no otra cosa. No aporta nada nuevo en el univerdo asimoviano, aunque es interesante para los completistas que quieran conocer los últimos vericuetos del Buen Doctor en el mundo de las letras.

2 Comments:

At 11:50 a. m., Blogger Iván Fernández Balbuena said...

¿Dónde está puiblicado el cuento? Pensé que seguía inédito.

 
At 4:30 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Está editado en un Artifex Primera Época.

 

Publicar un comentario

<< Home