20 febrero 2006

Memento por la Asimov (Nº 18-19)

#18, Mayo-Junio, 2005

NOVELAS CORTAS
Corrimiento al verde, Mary Rosenblum
El enigma de Trujillo, D. M. Escudero
Portavoz del mar de madera, I.Watson

CUENTOS
El destino de los ratones, S. Palwick
El mal que no conoces, M. Hughes
Alcanzar Centauri, Stephen Baxter
La vida, o algo parecido, J. C. Planells
El veterano, Neal Asher
El santo, Phillip C. Jennings

"Corrimiento al verde" de Mary Rosenblum es una exótica novela corta, com ambientación de estación orbital con ligeros toques cyberpunk, fácil de leer y con un final abierto a posteriores desarrollos.

"El enigma de Trujillo" de David Mateo Escudero es uno de los relatos más impactantes del número. Aun a pesar de la existencia de parrafadas explicativas, la verdad es que es capaz de generar un clima de intranquilidad y de misterio, que no se resuelve hasta el final, que podía haber sido un poco más redondo, pero que deja a buen nivel la especulación antropológica que desarrolla. Una atractiva combinación de relato de terror y de fantasía que moderniza ciertas leyendas muy presentes en algunos lugares del planeta.

"Portavoz del mar de madera" de Ian Watson es uno de esos relatos verdaderamente originales, con unos ciertos aires a lo Chiang, por lo que de ciencia ficción cosmogónica representan. Y es que el mundo descrito es uno en que los océanos líquidos no existen y han sido sustituidos por un vasto mar de madera, habitado por plantas y criaturas de lo más sui generis. Todo ello, combinado con una especulación antropológica de cómo sería una sociedad que habitase un mundo tal y combinado con elementos de ciencia ficción más o menos manidos, hacen del relato una pieza muy interesante dentro del amplio abanico a que nos tiene acostumbrados su autor.

"El destino de los ratones" de Susan Palwick no deja de ser un guiño más o menos simpático a la entrañable y emblemática Flores para Algernon, de Daniel Keyes. Afortunadamente, con un final más feliz que el del relato homenajeado.

"El mal que no conoces" de Matthew Hughes es un muy breve relato ucrónico ambientado en la Inglaterra de Churchill, durante la II Guerra Mundial, tal vez demasiado confuso, pues no aclara en absoluto de qué va.

"Alcanzar Centauri" de Stephen Baxter es una de esas narraciones que hacen reflexionar en un sentido en que sería muy difícil fuera del mundo de la ciencia ficción. ¿Es lo que vemos real? ¿Por qué el Universo es aparentemente inteligible? ¿Por qué la mecánica cuántica no parece regir el mundo macroscópico? ¿Cuáles son los límites observacionales de nuestros métodos experimentales?

"La vida, o algo parecido" de Juan Carlos Planels es un curioso relato mezcla de ciencia ficción y de la más cotidiana realidad, narrado en un tono irónico, cuando no sarcástico.

"El veterano", de Neal Asher, es sin dudarlo una historia más bien rara, ambientada en un mundo futuro, no se sabe muy bien si el nuestro o uno ucrónico, al igual que sucede con "El santo", relato de Phillip C. Jennings. Mientras que el primero está centrado en los bajos fondos con un cierto tono de cyberpunk, el segundo es más bien una especie de utopía extraña, con unas ciertas connotaciones al mundo descrito en "El canto del chivo" de Poul Anderson.

#19, Julio-Agosto, 2005

NOVELAS CORTAS
Bajo la bandera de la noche, I.McDowell
Requiescat in pace, Gallego y Sánchez
Muy lejos de la tierra, William Barton

CUENTOS
Una princesa de la Tierra, Mike Resnick
Huesos secos, William Sanders
Perfeccionable, Geoffrey A. Landis
TK’TK’TK, David E. Levine
Regreso a la red, T. Donaire Mendoza
El colapso de la función ondulatoria, Steven Utley

"Bajo la bandera de la noche" (Ian McDowell) es una historia de piratas hibridada con un relato de fantasía oscura, trufado de aventuras. La verdad es que la combinación no deja de ser curiosa y resultona, aunque tal vez el relato resulte un tanto superficial. No obstante, una fantasía oscura basada en el vudú no deja de llamar la atención hoy día.

"Requiescat in pace" de Eduardo Gallego y Guillem Sánchez es otro divertido relato de este par de autores. Tras una sarcástica introducción, Gallego y Sánchez nos describen un mundo en el que la muerte es algo omnipresente y en que el culto a los difuntos ha llegado hasta extremos de verdadero paroxismo. Muy interesante.

"Muy lejos de la tierra" de William Barton es un relato en clave de space opera clásica, con un adolescente convertido en Emperador de todas las cosas, que emprende una aventura intergaláctica con final sopresa. Aunque la narración es entretenida y transmite bien la visión del mundo desde los ojos de un chico y el posterior choque con la realidad, no deja de ser una especie de remake de algunas narraciones clásicas de la ciencia ficción de los 50 y los 60.

"Una princesa de la Tierra" no es ni de lejos el mejor relato de Mike Resnick, aunque tiene su gracia, en especial el homenaje que hace del Barsoom (Marte) de John Carter, creado por William S. Burroughs. También es una apología de la fe y de la ilusión.

"Huesos secos" de William Sanders es una interesante narración con un cierto regusto clásico de una aventura de ciencia ficción ambientada en el mundo rural norteamericano de hace unas cuantas décadas. En el fondo, más que un relato de ciencia ficción es una historia sobre la pérdida de la inocencia.

"Perfeccionable" de Geoffrey A. Landis es una short short story en el más puro estilo de las de Fredric Brown. Muy interesante.

"TK’TK’TK" de David E. Levine, es una historia irónica y bastante divertida de un humano que trabaja de comercial en una sociedad alienígena. En algunos puntos recuerda a los mundos descritos por George R. R. Martin, aunque tal vez el parecido más notable sea con el excelente Estado crepuscular de Javier Negrete. Una historia bastante entretenida.

"Regreso a la red" de Tomás Donaire Mendoza es un relato puramente cyberpunk, con tintes de novela negra, ambientado en un futuro no muy lejano en el que algunas personas son capaces de conectarse a la red mediante un enlace directo a su cerebro.

Finalmente, "El colapso de la función ondulatoria" de Steven Utley es otra historia de los Cuentos silúricos de este autor, que no aporta gran cosa nueva a la temática ya tratada, aunque ejemplifica notablemente uno de las más famosas paradojas de la Mecánica Cuántica.

2 Comments:

At 4:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

Felicitaciones por tu blog, en especial por estos "MEMENTO POR LA ASIMOV" que encontré hace poco en tu blog y que he leido con interés. También tengo la colección y, como es lógico, muchos relatos no me han gustado nada, pero otros me han parecido obras maestras, con lo cual en conjunto ha merecido la pena.
Mi pregunta es si no tienes (o yo no lo encuentro) el comentario de los 2 últimos números (20 y 21).
SALUDOS

 
At 4:42 p. m., Blogger Yarhel (Enric Quílez) said...

Cierto. Falta el comentario de los dos últimos números que tengo leídos pero que aún no he podido hacer. A ver si lo subo pronto.

 

Publicar un comentario

<< Home